jueves, 31 de marzo de 2011

LA MEMORIA DEL ADULTO MAYOR



La pérdida de memoria suele ser un tema que nos preocupa a casi todos. Podemos olvidarnos de lo que hemos comido o cenado en el día de ayer, pero cuando empezamos a no recordar aspectos más importantes de nuestra vida diaria, es cuando comienzan las alarmas.

Con la edad, además de empezar a perder células cerebrales, nuestro organismo comienza a fabricar una menor cantidad de sustancia que estas células necesitan para funcionar, por lo que nuestra capacidad memorística se ve afectada.

Si de vez en cuando sueles olvidarte de algún detalle ocurrido en tu vida a corto plazo, no tienes porque preocuparte, ya que suelen ser situaciones puntuales, o incluso provocadas por casos extremos como un accidente. Pero si comienzas a olvidar hechos ocurridos a medio o largo plazo, o cuando esas lagunas comienzan a afectar a tu vida cotidiana, deberías acudir a algún médico especialista.

Las principales causas de la pérdida de memoria son la edad, sufrir algún tipo de enfermedad vascular cerebral, hipotiroidismo o infección, una sobrecarga intelectual, por ejemplo, en época de exámenes y el consumo continuado de drogas y alcohol.

El exceso de azúcares blancos, las grasas saturadas, proteínas y el alcohol pueden afectar a nuestra memoria. Sin duda, los mejores alimentos para mejorar nuestra capacidad de concentración y de recuerdo son la avena, la almendra, la nuez y el germen de trigo. Recuerda que una dieta saludable ayudará a tu cerebro.

Además, también es muy recomendable realizar ejercicios de concentración, como crucigramas, sudokus o los archiconocidos videojuegos para medir la capacidad cerebral, con la finalidad de ejercitar las neuronas.

¿Qué realizas tú para ejercitar tu mente?